FRAILE FRANCISCANO

115,00

Relieve de un fraile leyendo en un claustro.

 

Descripción

Fraile franciscano leyendo su libro de horas.

El arte románico en la escultura y pintura estaba concebido para explicar a las gentes la enseñanzas de la Biblia y de los Nuevos Testamentos. El pueblo era analfabeto. La escritura y la lectura estaban tan solo solo en poder de nobles y monjes. En los manasterios se leía los escritos sagrados. Pero también se hizo una labor impresionante copiando e ilustrando libros que, afortunadamente, han llegado hasta nosotros.

Pintores ilustraron las paredes y los altares dejando hermosas pinturas la mayoría al temple y con técnica de estuco. Los tallistas esculpiendo en piedra o madera.  Piedra para los exteriores y madera para los interiores.

Las tallas realizadas en los tímpanos, arquivoltas capiteles, estaban policromados, aunque desgraciadamente, con el paso del tiempo el color se ha ido. Esto se sabe porque cuando los estudiosos del arte románico han estudiado con mucho detenimiento determinadas obras, han comprobado que todavía quedan trazas de estas pintura.

Es de destacar el Pórtico de la Colegiata de Santa María la Mayor de Toro. Presidido con un Pantocrátor – Cristo Majestad-, pués conserva la policromía inicial. Es una maravilla su contemplación.

Este fraile franciscano es una preciosa representación románica de un monje leyendo un libro, posiblemente libro de horas, enmarcado bajo una arcada de un claustro entre dos capiteles románicos. Desde DIVINA MANUS queremos dedicárselo al Monasterio de San Millán de la Cogolla, donde se encuentra el primer libro con apuntes en lengua castellana  en el siglo X.

Este relieve se puede colocar sobre una superficie plana o colgar en la pared.

Material empleado:  Madera

Medidas:

  • Alto: 26 cms.
  • Ancho: 22 cms.
  • Fondo: 3,5 cms.

Información adicional

Dimensiones 3.5 × 22 × 26 cm