Imperio romano – LAR DE VILAUBA

170,00

Lar era un dios protector del hogar. En una casa familiar podían existir varios Lar o lares. Cada uno tenía sus especialidades protectoras.  Podían proteger tanto las propiedades familiares  como las enfermedades los miembros  familiares.

Forma parte del conjunto del Larario de la Villa romana de Vilauba, Camós.

Se envía con texto descriptivo, referencias de catálogo y certificado de réplica.

SKU: 740 Categoría:
 

Descripción

En el imperio romano las costumbres eran muy similares en todos los territorios. Los usos religiosos no eran una excepción. Gracias a esa unidad el imperio romano permaneció mas de 500 años.

Se divulgaron modos de vida, un concepto universal de justicia baso en el Derecho Romano, que hoy es base del Derecho que se aplica en una buena parte de países del mundo.

También nos dieron obras públicas impresionantes como acueductos, calzadas romanas y un concepto inicial o germen de reconocimiento del individuo.  Ciudadano del imperio.

En la mitología romana Lar era un dios protector del hogar. En una casa familiar podían existir varios Lar o lares. Cada uno tenía sus especialidades protectoras.  Podían proteger tanto las propiedades familiares  como las enfermedades los miembros  familiares.

También a los lares se pedían protección de cosechas o antes de efectuar viajes que considerasen riesgos. Así mismo se pedía el buen retorno de aquellas personas que acudían a las guerras.

El sitio de los lares era en el larario. que era como un altar de los dioses, que debía estar en el atrium, próximo a la entrada de la casa.

En la cultura romana empieza a desaparecer con la implantación de la religión cristiana. No obstante dentro del cristianismo, aún actualmente, en diversas familias se veneran diversas imágenes de santidad. A cada imagen se le asocian unas protecciones específicas para que actuen como intermediarios ante Dios.

También en otras lejanas culturas utilizan diversas representaciones materiales como dioses protectores, a modo de lares y tienen sus lugares de custodia y oración.

El Lar viste túnica corta anudada a la cintura. Mantiene la palma de la mano abierta en actitud de sostener una pátera, perdida. Con la mano izquierda sujeta el extremo de un ritón. Se presenta en un pedestal.

Lugar donde se encuentra el original: Museo Arqueológico Comarcal de Banyoles (Gerona)

Información adicional

Dimensiones 8 × 8 × 17 cm